Camilo Villanueva, exponente del arte transpersonal

El Pionero | Diciembre de 2018

Pinamar y quienes lo visiten tendrán la oportunidad de conocer a un artista de excepción, que a lo largo de una semana nos mostrará lo mejor de su obra.

La Sala de Exposiciones de la Dirección de Cultura de Pinamar comienza el año con una insuperable muestra de las obras del reconocido artista plástico Camilo Villanueva.

Si bien la muestra tendrá inicio el 2 de enero, la inauguración efectiva se realizará un día más tarde, con epílogo el 9 de enero.

Villanueva comenzó a pintar a los 35 años dejando sus actividades comerciales para dedicarse exclusivamente a la pintura.

Sus obras se caracterizan por el fuerte contraste de colores y su impacto visual.

La crítica describió su trabajo como el producto de una suerte de alquimista que durante la realización de su obra, desde lo profundo de su ser, accede a un estado particular de su conciencia, que lo convierte en vehículo hacia su propósito superior. A través de su pintura, provee de energía, invita a bucear y ser transportado, elevar lo sutil y precipitar lo denso, penetrando en profundos mensajes espirituales de amor y unidad. Perfectos mandalas a los que todos pueden acceder y utilizar como una puerta hacia lo cósmico que transmuta el alma en algo diferente y superior, para encontrar las claves de su evolución.

Acceder a las pinturas de Camilo Villanueva, suerte de hologramas en los que cada una de las partes contiene la información de la totalidad, además de ser una oportunidad de enriquecer el espíritu, se incorpora como un instrumento útil porque hace visible lo invisible y permite sentirnos uno con la Creación.

Apasionado por el mundo interno y la trayectoria de Xul Solar, estudió pintura en el museo Rómulo Raggio (Vicente López, Provincia de Buenos Aires) y se especializó en teoría y práctica del color, tal como se manifiesta en su obra.

Expuso sus pinturas en Buenos Aires en el Patio Bullrich, el Sheraton Hotel, el Conquistador Hotel, la Sociedad Rural Argentina (Palermo), la galería de arte La Maja, la galería de arte Babilonia, en Punta del Este en la galería de arte Yango, en el Colegio de Profesionales en Psicología Transpersonal de la República Argentina, que lo invitó a exponer sus pinturas en los distintos congresos realizados, bajo el lema “Un artista diferente para un público diferente”. En la década del 90 fue invitado por la empresa Cablevisión a participar con sus pinturas en diferentes programas de arte. Desde 1997 hasta 2010 su vida transcurrió en el Valle de Calamuchita (Córdoba), donde tuvo la oportunidad de producir en cantidad y exponer en distintos lugares, entre ellos en la galería de arte Posta El Sauce, de Villa General Belgrano y, en la galería Artempresa (Córdoba capital).

Ya de vuelta, instalado en Buenos Aires, presenta su obra en varias galerías de arte porteñas y en hoteles turísticos. En 2010 participó en París, invitado por Espacio Escarlata, con tres de sus obras en el Centro de Arte La Bellvillose, ubicado en el tradicional barrio Bellville, de París.

En la actualidad muchas de sus pinturas están expuestas en portales de arte, en distintos países del mundo, y forman parte de colecciones particulares en Estados Unidos y Australia.

“La obra de Camilo Villanueva es representativa del fascinante ámbito al que nos referimos como ‘arte transpersonal’. Camilo es un maestro de la figura y de la forma, y utiliza ambas para abarcar colores jamás vistos en la paleta de un artista. Su obra refleja ‘los fractales y hologramas de la teoría del caos’, haciendo que cada pintura cobre dimensiones únicas que aumentan su singularidad. Es ‘transpersonal’ en el sentido en que presenta un contenido de índole espiritual que revela sus raíces en la naturaleza, tanto la que encontramos en el mundo exterior como aquella que habita las profundidades de la psique humana, causando en el espectador inspiración y trascendencia”, señaló el psicólogo Stanley Krippner.

Fuente: El Pionero